Piñole en Carreño Rotating Header Image

La pintura impresionista

impres01

Hasta mediados del siglo XIX los artistas pintaban fundamentalmente cuadros de temas religiosos, históricos y mitológicos. En esa época se formó en Francia un grupo de pintores que revolucionó la pintura tal y como se conocía hasta entonces. El miembro más destacado de este grupo fue Claude Monet. Un cuadro suyo, Impresión, sol naciente, dió a su estilo de pintar el nombre de Impresionismo.

Los pintores impresionistas preferían las escenas de la vida diaria y los paisajes, y pintaban casi siempre al aire libre, en lugar de en el estudio. Se preocupaban más de la luz y del color que del dibujo y la forma. Muchos de ellos intentaban reflejar los distintos momentos de la luz en un mismo tema: amaneceres, atardeceres o reflejos en el agua, en la nieve o en los edificios. Para ellos, la naturaleza está viva y en movimiento: la agitación de las ramas, el viento, el agua, el humo y las luces en la cuidad, etc.

impres02_det

Piñole pintó muchos cuadros con ese estilo, como esta Primavera en la Quinta de Chor, donde puedes ver las pinceladas sueltas, los colores vivos, y los efectos de la luz. Fíjate en los dos detalles ampliados. Arriba puedes ver las hojas del árbol pintadas a base de manchas, y también la valla del jardín y las flores.

impres03_det2

0 Comentarios en “La pintura impresionista”

Deja tu comentario